Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • lunes, 30 de enero de 2023
  • faltan 62 días para el Domingo de Ramos

La lluvia impide la salida del Señor de la Salud para el vía crucis


 Arte Sacro. Como era previsible, y debido a la inestabilidad atmosférica, ya que desde la mañana de ayer no para de llover en nuestra ciudad, la hermandad de los Gitanos ha decidido suspender el traslado de la imagen de Ntro. P. Jesús de la Salud a la Catedral para presidir el vía crucis que organiza cada año el Consejo General de Hermandades y Cofradías, que estaba previsto para las 17,30 horas.

El mencionado vía crucis se celebró a la hora prevista, las 20,30 horas, en el interior de la Santa Iglesia Catedral, pero sin la presencia de la talla de Fernández Andes.

Sólo un precedente

Desde que se designa una imagen para presidir el Vía-Crucis cuaresmal, cosa que ocurre desde el año 1976, solo una vez se quedó sin salir la imagen que lo presidia. Fue en el año 1986 con la imagen de Cristo Yacente, de la hermandad del Santo Entierro.

 

Pasada la hora oficial de salida, y con un templo lleno de hermanos y devotos esperaban la confirmación oficial. Una vez finalizada la eucaristía, se reunía de urgencia el cabildo de oficiales. La decisión fue rápida y clara según explicó el hermano mayor Juan Miguel Ortega Ezpeleta: "Hemos tomado la determinación de no salir. Los partes dan lluvia hasta las primeras horas de la mañana, con unas probabilidades de entre el 70 y el 80%. Sería, por tanto, una equivocación por nuestra parte ponernos en la calle con estas circunstancias adversas". 

Ortega Ezpeleta continuó para señalar que el rezo del vía crucis sí se iba a llevar a cabo tal como estaba previsto en la Catedral, aunque sin la presencia física del Señor de la Salud, "que estará en espíritu y en nuestros corazones. El hombre propone y Dios dispone".

Catedral

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las tradicionales cruces de guía que llevan las hermandades fueron sustituidas por unas pequeñas cruces de madera. Todas las cofradías acudieron a su cita con el primer lunes de cuaresma, excepto el Dulce Nombre, cuyo lugar tuvo que ser ocupado por varios miembros del Consejo y del ex consejero José María Lobo Almazán, al no haber nadie que cogiera su cruz.

Durante su intervención, el cardenal arzobispo de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo señaló que desde que se conoció la noticia de que el Cristo de los Gitanos iba a presidir el vía crucis, estaba soñando con acompañarlo por las naves de la Catedral, "viendo en su rostro el de tantas personas que se reconocen en Él". El prelado se lamentó de la ausencia del Nazareno: "Aunque no lo podamos acompañar, la imagen de Cristo está viva en nuestro corazón y en nuestros sentimientos". Igualmente, el cardenal quiso ver en el rostro del Señor de la Salud a todas aquellas personas que sufren y son humilladas por el color de su piel, su raza, o por proceder de una país distinto: "Por ellos Dios ha querido que nos parezcamos a Él y nos ha enviado a Cristo vivo".

Fotos: Juan Alberto García Acevedo / Francisco Santiago /Arte Sacro.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.