Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 30 de septiembre de 2020
  • faltan 179 días para el Domingo de Ramos

Adolfo Arenas: “La Semana Santa necesita una remodelación muy seria, por el bien de todos y al decir todos, hablo de todos."


Irene Gallardo. El Presidente del Consejo de HH y CC, recibió a la compañera Irene Gallardo, en la sede de la calle San Gregorio, en una tarde más propia del mes de noviembre que de marzo, la lluvia y el viento que se hacían presentes en Sevilla, ofreciendo una imagen de esta más propia del invierno que de la presentida primavera.

I.G.: Presidente, en primer lugar, agradecer la deferencia que ha tenido con el equipo de Arte Sacro, al concedernos esta entrevista pese a tener su agenda sobrecargada de actos.

A.A.: Gracias a Arte Sacro y a ti Irene, por vuestra visita y por estar siempre al hilo de la noticia.

I.G.: Cómo está viviendo esta primera Cuaresma, como Presidente del Consejo Adolfo Arenas.

A.A.: Para mi todas las Cuaresmas son novedosas, porque yo pienso que los sevillanos estrenamos cada año Cuaresma, estrenamos cada año Semana Santa. Yo he estrenado Semana Santa de Hermano Mayor, de nazareno de luz, de Diputado de Cultos, de miembro de la Junta Consultiva… creo que he hecho un poco de todo dentro del esquema de las Cofradías de Sevilla, hacerlo como Presidente del Consejo lo que implica es un poco más de servicio, la “mili” un poco más larga, lo  que pasa es que esta es una “mili” que se hace voluntaria y yo me presenté voluntario.

I.G.: Que echa más de menos como cofrade de a pie con respecto a su situación actual de Presidente del Consejo.

A.A: Muchas cosas. Voy a echar de menos las vivencias dentro de mi Hdad. de la Hiniesta como cofrade, posiblemente este año y no precisamente por el hecho de ser Presidente, sino por el hecho de que mis rodillas ya no son lo que eran y no me van a permitir acompañar, como lo hecho tantos años, a la Hermandad de la Hiniesta. Voy a empezar a echar mucho de menos a mi Cristo de la Buena Muerte y a mi Virgen de la Hiniesta…me va a costar mucho trabajo ver pasar la Cofradía y no irme con ellos… voy a echar de menos tanto rincones, tantas esquinas, tantos momentos, tantas secuencias, que he disfrutado, entiéndaseme, como “espectador” puro y duro, con todo el respeto que me merece, el ser “espectador” de la catequesis permanente que es nuestra Semana Santa. Ahora tengo una serie de obligaciones que me van a impedir ser ese “espectador” en esencia. Todo eso es lo que voy a echar de menos y eso es lo que he echado de más sobre mis espaldas, pero vuelvo a decir que me presenté voluntario.

I.G.: Que le parece el acto que va a celebrar Su Eminencia el próximo día 29 D.M., con las Hdes. de Víspera en la Catedral. 

A.A.: Naturalmente como acto en sí lo conocía, hemos celebrado incluso reuniones de la Junta Superior en torno a ello y consideramos que es una postura gratísima de Su Eminencia y la aplaudimos.

I.G.: Quien o quienes le tiran más de la chaqueta al Presidente del Consejo, por ejemplo para pedir.      

A.A.: Yo mismo. Yo mismo porque ten en cuenta que muchas veces tiene uno que exigirse a si mismo muchas cosas, entonces soy yo mismo el que me exijo y me pido, me pido objetividad, ser objetivo es muy difícil algunas veces, me pido tolerancia, ser tolerante también es a veces difícil, no ser absolutamente rígido y ortodoxo a ultranza con aquellas cosas que pueden estar sometidas a cambios o variación, escuchar, no querer siempre decir. Todas estas series de circunstancias son las que cada día hacen que yo mismo me tire de la chaqueta.

I.G.: El Presidente contempla la posibilidad que  en algún momento determinado pueden salir dos imágenes de Cristo Resucitado el Sábado Santo, la Hdad. de la Resurrección y la Hdad. del Sol. 

A.A.: ¿En algún momento? En algún momento en esta Sevilla de nuestros amores, puede que salgan dos Resucitados, ¿no salen dos Crucificados?... como poder suceder claro que puede suceder, naturalmente porqué no. Son cosas futuribles hoy día decir “¿usted cree que puede suceder tal cosa?”, pues mire usted, pueden suceder, claro que pueden suceder, la bola de cristal es tan difícil de manejar…es complicado contestar a la pregunta con la rotundidad que una aviesa periodista me puede hacer.

I.G.: Presidente quien va a pagar los famosos 12.000 euros del Maestranza.

A.A.: Yo sé quien no lo va a pagar. Quien lo va a pagar todavía no lo sé.

I.G.: Qué opinión tiene usted de la Delegada de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla.

A.A.: ¿Cómo puedo decir que concepto tengo de alguien que es amiga?

I.G.: La Delegada de Fiestas Mayores, de usted tiene un gran concepto.

A.A.: Rosamar Prieto-Castro, es una gran persona, es una persona de la que yo disfruto con su amistad, me siento orgulloso de ser su amigo y después de todo eso, viene el gran respecto que le tengo como Delegada de Fiestas Mayores y responsable de Turismo de la muy Mariana Ciudad de Sevilla. Una mujer que está absorbiendo, porque tiene capacidad para ello, experiencia permanente y constantemente y que si me lo permites, quiero decir que es el ser que yo he visto con más capacidad de aprendizaje, en el buen sentido de la palabra, de lo que es nuestra Semana Santa con mayor celeridad y con mayor presteza que jamás he conocido. Jamás me enfrento con Rosamar, porque ella es dialogante y yo también, así que nosotros podremos alguna vez hasta no ponernos de acuerdo desde el acuerdo y el que me quiera entender que me entienda.

I.G.: Presidente, defíname al Cardenal Amigo Vallejo.

A.A.: Antes que nada, el Cardenal es nada más y nada menos que un príncipe de la Iglesia. Un hombre de una grandeza de vida impresionante, algunas veces no somos capaces ni por intento ni por asomo, de llegar donde el llega en una reflexión o donde el llega en una visión de presente y de futuro. Posee  unos conocimientos amplísimos, hablar con él es una autentica y verdadera gozada. Yo que he escuchado en mi vida a muchas personas hablar bien, entre las he escuchado hablar bien, déjame que en la cúspide de la pirámide ponga a nuestro Cardenal. Es una persona que transmite en todos los sentidos, transmite y eso es muy importante, transmitir es una forma de darse.

I.G.: Le vamos a echar de menos ¿verdad?

A.A.: Yo particularmente sí. Desde el mayor respeto a todo el mundo, pero yo particularmente sí.

I.G.: Conoce a Monseñor Asenjo.

A.A.: Sí. He tenido el gusto de conocerlo. Lógicamente le conozco de una larga entrevista que tuvo a bien concederme. Es un Arzobispo de la Iglesia, una persona con una mente preclara y con una amplísima visión. Obviamente, sería lisonja si yo ahora mismo me volcara empleando calificativos de él, desde el desconocimiento que tengo, por decirlo de alguna manera, tengo una foto más o menos fija de él. Ahora no estoy expectante, ahora estoy confiado plenamente.

I.G.: Ha sentido el Presidente deseos de decir en algún momento “si lo sé no vengo”.

A.A.: (Risas) Cuando se tiene cierta edad, esas frases, aunque se piensen no se dicen y si se piensan es porque de alguna manera, reconoce que pudiera haberse equivocado y francamente yo me equivocaré en muchas cosas, pero estoy donde he querido estar y si estoy donde he querido estar hoy día, la frase la piense o no, lo que está claro es que no la digo.

I.G.: Cuáles son las principales inquietudes que la Hdes. transmiten al Consejo.

A.A.: El Consejo trata directamente con los Hermanos Mayores, personas de gran madurez intelectual, de formación y en todos los ámbitos. Te dan lo que tú pides de ellos, esto es que sepan estar y  sobre todo que sepan ser y los Hermanos Mayores de Sevilla saben ser Hermanos Mayores, saben perfectamente esperar, ser pacientes, manejar las opciones y como diría mi abuela Amparo hace ya muchos años, “no hay que emborracharse nunca en la primera taberna”. Los Hermanos Mayores, rara vez, se dejan llevar por una primera impresión o por un primer sentimiento de hacer o no hacer, sino que son normalmente hijos de la reflexión. Los problemas que plantean, son problemas que lógicamente existen, que son y que ellos dejan que sean problemas para el Consejo, cuando realmente son problemas para la institución y lo guardan celosamente, cuando son problemas internos de la Hermandad, en donde el Consejo, ni quiere, ni debe, ni tiene porque entrar.

I.G.: Como ve en la actualidad a las Hermandades de Gloria y Sacramentales, que en ocasiones parecían ser hijas de un Dios menor. 

A.A.: Lo de “Hijas de un Dios menor” es un magnífico titulo de magnífica novela que fue llevada al cine, pero en definitiva, yo quiero que las Hdes. de Gloria y las Hdes. Sacramentales, sean  hijas de un único Dios verdadero, donde no existe el principio de la no solidaridad, donde no existe el principio de no equidad, donde no existe el principio de no caridad, donde no existe el principio del no. Con estas premisas quiero hace mi trabajo, aquí somos todos uno y aquí somos todos iguales. Ser más pequeñas o más grandes, no nos vale ante los ojos de Dios, ni ser mayores ni ser menores, aquí todos acudimos a la misma voz, que es la voz del amor, con mayúsculas y ante esa voz no existe el tamaño.

I.G.: Presidente, sabe usted que la Catedral de Sevilla tiene goteras.

A.A.: No, no tenía noticias de esto. La Casa Hermandad de la Hiniesta que está recién construida tiene también goteras, (risas), que las tenga la Catedral con seis siglos en sus espaldas…y si se dejaron alguna al realizarla… a tiempo estamos de que se puedan cubrir.

I.G.: Qué le dice el nombre de San Hermenegildo como edificio de importante calado urbanístico.   

A.A.: Un sueño para mi, un sueño para el Consejo y debería ser un sueño para Sevilla. Junto con la Delegada de Fiestas Mayores hay muchas personas más dentro del Gobierno de la Ciudad que están en una tesitura favorable al respecto. Muchos ciudadanos de Sevilla, opinan desde un punto de vista objetivo, que las Hdes. y Cofradías, somos una entidad con la suficiente fuerza como para gestionar ese edificio de dentro hacia dentro y de dentro hacia fuera. La Ciudad espera de nosotros que se cree en ese lugar, una sede dedicada a las Hdes. pero que a su vez sea un ámbito socio-cultural, en el que tengan cabida exposiciones, conferencias, congresos, conciertos, etc.,. Nosotros tenemos acceso a todos los registros de la sociedad que conforman los sevillanos.  

I.G.: Necesita la Semana Santa, una remodelación de horarios e itinerarios seria.   

A.A.: Muy seria. La Semana Santa necesita una remodelación muy seria, por el bien de todos y al decir todos, hablo de todos. En la que todos tienen que colaborar por necesidades imperiosas. Insisto, en la que todos tiene que colaborar por el bien de todos. 

I.G.: Que le parecen las últimas noticias nada agradables, que han saltado a la prensa en torno al mundo del costal.

A.A.: A mi merece muchísimo respeto el mundo del costal, pienso que la juventud hace mucha posada y fonda en las Cofradías merced al costal, eso intrínsecamente es bueno, pero lo que en un determinado momento se desmarca un poco deja de ser bueno per sé y corre riesgos. Llegar a hacer rechazos o aceptaciones en términos generales es malo, porque eso es irse a unos extremos a los que no estamos llamados a ir. Yo pienso que en el mundo del costal se pueden haber producido en ciertos momentos y en ciertos grupos, ciertas degeneraciones de conceptos y de ideas, ¿pero en qué grupo humano no? Eso puede haber pasado en el mundo del costal y en otros mundos también.

Por eso tenemos que satanizar o demonizar el mundo del costal, pienso que no, lo que tenemos que procurar es su encauzamiento. ¿A quién corresponde esa labor?, vuelvo otra vez a utilizar la palabra, a todos, pero fundamentalmente a los dirigentes cofrades, ¿cómo?, dependerá de cada caso, yo opino que el diálogo no es mal camino, siempre dependiendo de cada caso.

I.G.: Le propongo un cuestionario en el que usted me responda lo primero que se le venga a los labios y al corazón.

I.G.: Domingo de Ramos.

A.A.: Hiniesta.

I.G.: Ramillete de Flor de Retama.

A.A.: Hiniesta.

I.G.: La Piedad de Castillo.

A.A.: Su obra más querida.

I.G.: El amor de su vida.

A.A.: Mis hijos.

I.G.: Lunes Santo.

A.A.: El día grande para el Barrio de San Vicente, donde nací.

I.G.: La Semana Santa.

A.A.: Toda una vida.

I.G.: Saeteros.

A.A.: Tantos… Sacri, Pili, Yruela… tantos nombres.

I.G.: La amistad.

A.A.: Fundamental para la convivencia, muy escasa, por eso vale tanto.

I.G.: La Ciudad de la Gracia.

A.A.: Sevilla.

I.G.: Martes Santo.

A.A.: San Benito…Los Estudiantes…empieza a agotarse el cirio.

I.G.: Un Barrio.

A.A.: San Vicente.

I.G.: La Marcha de sus recuerdos.

A.A.: Soleá dame la mano.

I.G.: Un Paso de Cristo.

A.A.: El Cristo de la Buena Muerte.

I.G.: Miércoles Santo.

A.A.: El Prendimiento…La Lanzada…recuerdos de niño…el cirio se ha quemado mucho más…todo empieza de alguna manera a declinar.

I.G.: Un Paso de Misterio.

A.A.: Jesús ante Anás.

I.G.: Un libro.

A.A.: El Principito, déjeme que sea infantil.

I.G.: ¿Hablando del Principito, ha encontrado su planeta?

A.A.: No, por eso me hicieron embajador.

I.G.: Jueves Santo.

A.A.: Que sea realmente el día del amor fraterno…las antiguas siete visitas a los Sagrarios.

I.G.: Un sabor.

A.A.: La ensalada de bonito que preparaba mi abuela Estrella.

I.G.: Un Paso de Palio.

A.A.:  (Risas)…¿Porque me provocas?.... La Hiniesta.

I.G.: Una esquina para ver pasar una Cofradía.

A.A.: Los callejones de ensueño…Hiniesta y Lira.

I.G.: Un Pregón de Semana Santa.

A.A.: Soy tremendamente clásico, Antonio Rodríguez Buzón.

I.G.: Madrugada de Viernes Santo.

A.A.: Mi padre y una túnica de ruan.

I.G.: Un Pregón de Gloria.

A.A.: El que te escuché a ti… y la expectación del que viene.

I.G.: Viernes Santo Tarde.

A.A.: El sosiego…el cirio está casi agotado…ya no hay que llamar al Diputado para que lo encienda…huele a puerta.

I.G.: La voz de un capataz.

A.A.: ¿Quieres que me salga de tu familia?, pues no me voy a salir…la de tu padre, Alberto Gallardo.

I.G.: Un recuerdo de la Semana Santa de la niñez.

A.A.: Mi abuela Estrella…todos los cofrades de Sevilla, tienen como recuerdo de su niñez la mano de su abuela…yo no tuve madre y mi abuela me ayudo mucho.

I.G.: El antiguo Sábado de Gloria, hoy Sábado Santo.

A.A.: No se podía ir al cine y había que escuchar música clásica…aprendí mucho de música clásica en aquello viejos Sábados de Gloria.

I.G.: Una Banda de Palio.

A.A.: Salteras.

I.G.: El incienso.

A.A.: Del mejor.

I.G.: Una Banda de Cristo.

A.A.: Llevo tantos años escuchándolos…no puedo decir más que mis hermanos de Santa María Magdalena.

I.G.: Domingo de Resurrección.

A.A.: Brilla el sol… y es tarde de toros.

I.G.: Azul y Plata.

A.A.: Una marcha de un gran maestro que es mi amigo Manolo Marvizón… que lujazo de marcha!

I.G.: Cuando cierra usted los ojos y lo ve todo azul y plata, en que piensa.

A.A.: En mi Hiniesta… si empecé con el nombre de Hiniesta…dame la opción que termine con él.

I.G.: Gracias Presidente.

A.A.: Gracias a ti Irene y al equipo de Arte Sacro.    

Fotos: Arte Sacro.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.