Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el Mes del Rosario
  • domingo, 17 de octubre de 2021
  • faltan 175 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Histórica procesión extraordinaria de Nuestra Señora de los Dolores en Villanueva de San Juan


Manuel Pinto Montero. La pequeña localidad de Villanueva de San Juan ha vivido un intenso domingo junto a su Virgen de los Dolores con la conmemoración del sesenta aniversario de la llegada de la actual talla mariana al pueblo, hecho ocurrido en 1954, un año después de su realización por el imaginero alcalareño Manuel Pineda Calderón. Por este motivo la Santísima Virgen de los Dolores procesionó por las calles principales de la localidad en la tarde noche de la víspera de su Festividad gloriosa.

Con una Iglesia Parroquial de San Juan Bautista llena de fieles se iniciaba la Solemne Eucaristía, tras la cual se iniciaba la gloriosa y extraordinaria procesión de Nuestra Señora de los Dolores. A las ocho y diez de la tarde Antonio, su capataz, llamaba a los costaleros que tuvieron el honor de portar a la Santísima Virgen en este día tan especial para la Hermandad. Minutos después la Santísima Virgen atravesaba el dintel de su Templo y bajaba los escalones que la separan de la Plaza de la Iglesia. Debido a la escasa altura de la puerta los costaleros la portan en sus brazos y las patas de la parihuela son retiradas.

Con el himno de Andalucía era recibida por la Banda de Música Bienmesuena de la localidad vecina de El Saucejo. Con paso lento dejaba atrás el Templo para recorrer su pueblo bajando y subiendo las empinadas calles de la localidad. Bellos rincones los que esconde esta localidad con calles estrechas por las que paseó la única dolorosa villanoveña. Muchos fueron los devotos que caminaron tras su paso en una noche que quedará en el recuerdo de todos los hermanos.

Nuestra Señora de los Dolores procesionó en su paso tal y como la hace los días de Semana Santa, el Jueves Santo junto al Seños Cautivo y el Viernes Santo junto al Cristo del Perdón. Para esta ocasión se colocaron en las esquinas delanteras unos candelabros del paso del Señor. El paso estuvo exornado con flores blancas, destacando los claveles, tanto en la canastilla como en las jarras de plata. En la delantera portó una imagen de plata de Nuestra Señora de los Reyes.

La Santísima Virgen lució saya blanca bordada y manto azul de brocado. En su pecho portó un corazón de plata con siete puñales. En su mano derecha sostuvo un pañuelo, mientras que en su mano izquierda portó un rosario y un ramito de nardos que fue colocado en sus manos minutos antes de la procesión. Sobre sus sienes la Santísima Virgen estrenó diadema de plata realizada por Orfebrería Castilleja.

Minutos antes de las diez de la noche Nuestra Señora de los Dolores llegaba a la plaza de la Iglesia tras salvar unos de los rincones más emblemáticos de Villanueva de San Juan, como es el arco de la calle Comandante Pérez donde sus costaleros la portaron de rodillas. Al llegar a la plaza se lanzaron fuegos artificiales desde los aledaños al Templo de San Juan Bautista. A los sones de Encarnación Coronada y con el rezo de la Banda y  todos los devotos que la acompañaban la Virgen llegaba hasta el Templo donde de nuevo se retiraron las patas de la parihuela para salvar las puertas de la Iglesia Parroquial.

Con esta gloriosa y extraordinaria procesión Villanueva de San Juan quiso conmemorar los sesenta años que lleva en su pueblo la Virgen de los Dolores, años de rezos y peticiones de los devotos villanoveños que por unas horas la acompañaron por las calles de su pueblo en una noche que evocó tiempos de primavera.

... dedicado a Antonio, capataz de Nuestra Señora de los Dolores,

por su trabajo y dedicación.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.