Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • martes, 04 de octubre de 2022
  • faltan 180 días para el Domingo de Ramos

1969: Aquella Madrugada de hace cincuenta años y que fue el día 4 de Abril


Mariano López Montes. En esta Jornada de Jueves Santo donde hasta el Sol se ha cubierto de ese manto gris tristeza, que nos cubre a todos este año, y al parecer ha perdido su poder de relucir para otras fechas más alejadas, así que habrá que esperar al Corpus Christi y al día de la Asunción, como dice el refrán, y seamos optimistas pues con estas perspectivas como dice el otro sabio refrán, «nos podemos dar con un canto en los dientes».

Como hemos hecho ya en dos ocasiones anteriores de las jornadas del Martes y Miércoles Santo ofreceremos al lector los datos de tipo cuantitativo de aquella lejana Noche Santa de 1969 y mostraremos con la máxima claridad posible los datos que hemos extraído del Programa de Semana Santa del Correo de Andalucía, en referencia al número de nazarenos, hermanos, horas de permanencia en la calle de la estación de penitencia y tiempo de paso de cada cofradía, e intentaremos plantearnos una serie de cuestiones si los comparamos con los datos obtenidos de un Programa de Mano de la pasada Semana Santa del año 2019, ya que esta que estamos pasando sin cofradías ni actividad en la calle no es nada valorable, al no tener oficialidad ni haberse celebrado, por lo tanto la del año pasado es la más valida y cercana para plantearnos ciertas cuestiones como hemos hecho en artículos pasados.

Evidentemente, en primer lugar es la masificación de esta jornada de La Madrugada muy por encima de otras, aunque este fenómeno es común en todas las jornadas analizadas. Esta centralidad creemos que es multifactorial, aunque por cuestiones obvias de espacio no vamos a analizar, pero si vamos a tener en cuenta que en ella procesionan las imágenes de mayor fama o preponderancia devocional de la ciudad, y que el resto ha ido cogiendo con los años un fuerte sentimiento de identidad, conocimiento, y porque no, un sentimiento devocional propio y estético, que justifica y explica este crecimiento tanto en Sevilla, como en otras ciudades o pueblos que se sienten atraídos por esta noche Santa por un lado, pero mágica en todos los sentidos. La historia, la estética de esa dualidad en dos tipos de cofradías que responden a una misma realidad en cuanto a la devoción y conmemoración pasionista de Jesús y Los Dolores de su madre, tienen aquí dos concepciones estéticas, expresivas y de valores totalmente diferente, que configuran a la jornada una gran personalidad bien definida y que es como mucho la más atractiva en términos generales para locales y foráneos.

Esto explica que cada una de las cofradías del día hayan duplicado, triplicado e incluso cuadriplicado su número de hermanos en el censo y en la participación como nazarenos, no tendremos en cuenta colectivos que han evolucionado en las diferentes hermandades con el paso de los años, como serian los propios costaleros y bandas de música, que a diferencia de aquellos años, eran miembros ajenos a la propia hermandad, muchos de estos colectivos actualmente pertenecen de forma activa a estas corporaciones.

Como primer dato que nos lleva poderosamente la atención observamos que en aquel año de 1969 ninguna de las cofradías que hacían estación a la Catedral sobrepasaba el millar de nazarenos, y en la actualidad la única que no llega a esta cantidad es El Calvario.

Pero pasemos a describir pormenorizadamente a cada una de ellas. El Silencio de aquellos 243 nazarenos que salían en aquella fecha ha pasado a los 1200 de la actualidad. El Señor de Sevilla o Jesús del Gran Poder de 928 que era la que más nazarenos y penitentes sacaba en la jornada, a los 2500 que participaron en el año pasado. La Macarena de aquellos 854 de hace cincuenta años, ha pasado a la escalofriante cifra de los 3200, por lo cual es la que mas nazarenos saca. El Calvario de esos 290 nazarenos  casi ha duplicado la participación con 550 nazarenos. La Esperanza de Triana, Hermandad y Cofradía que desde hace años está experimentando un crecimiento y peso especifico y devocional cada vez más grande creemos que supera con creces el propio ámbito geográfico del tradicional barrio, paso de aquellos 465 nazarenos de antaño a los 2800 actuales. Y por último Los Gitanos, cofradía de orígenes humildes y que según los más viejos del lugar había pasado épocas de decadencia y poca solvencia económica, con el trascurso de los años ha pasado de aquellos 460 nazarenos a los 1800 nazarenos que cada año in crescendo acompañan a su Cristo de La Salud y su Virgen de las Angustias, lo que asegura un futuro cada vez más positivo para la corporación.

Un punto a reseñar aunque sea brevemente y a diferencia de otras jornadas era la gran afiliación a la Hermandad de casi todas las cofradías de la jornada, ya que en aquel año 1969, La Macarena tenía una nomina de hermanos de 5.120, El Gran Poder, 4.329, La Esperanza de Triana 3.100, Los Gitanos 1.520, El Silencio 875 y por último El Calvario 800, nóminas, muy superiores a otras hermandades de la época. En la actualidad, la pertenencia a estas hermandades se ha disparado a cifras que a priori parecen un tanto desorbitadas. Así La Macarena supera los 14.600, Esperanza de Triana los 13.000, Gran Poder 11,700, y el resto de las cofradías incluso El Calvario cuenta con más de 2000 hermanos.

Es importante reseñar los tiempos de paso de cada una de las cofradías lo que explica directamente ese crecimiento cuantitativo de participación que hemos ido desarrollando, así El Silencio pasó de los 25 minutos de antaño a los 40 actuales. El Gran Poder de los 45 a los 70 minutos, La Macarena de aquellos 60 minutos a los 90, El Calvario de aquellos 25 minutos a los 30 de la actualidad. La Esperanza de Triana de aquellos 50 a los 80 y Los Gitanos de aquellos 35 minutos a los 70 del año pasado.

Por razones de espacio quiero exponer un cuadro en que se describen los itinerarios y horarios de las Cofradías de La Madrugada, que invito al lector a que lo estudie con toda la tranquilidad, ya que este año va a tener todo el tiempo del mundo. Lo más destacable es como ocurre en otras jornadas estudiadas es que las cofradías permanecían en la calle y hacían su Estación de Penitencia, salvo raras excepciones en un menor tiempo.

Como en otras ocasiones vuelvo a compadecer a los delegados y gestores de las cofradías, que tienen el difícil cometido de organizar y planificar estas jornadas cada día, pues con este crecimiento y estos números es muy difícil que nos salgan las cuentas.

Esta vez no voy a deleitaros con aquellos antiguos anuncios que formaron parte de nuestras vidas, y eso que me consta que algunos les encanta, prefiero ilustrar este articulo con fotos a todo color, como lo normal hoy en día, pero he tenido la ocurrencia de exponer los pasos de nuestras imágenes más queridas por su parte trasera como saboreando el regusto que nos dejan cuando pasan ante nosotros, y como nos dejaran este año, solo en la memoria de nuestros mejores recuerdos, con la Esperanza y el Poder siempre firme, de que dentro de menos de un año los vamos a poder ver, si Ellos quieren de frente a frente.

……. Dedicado a todas aquellas personas desconocidas que cualquier día se acercan a sus basílicas e iglesias, ya que desde siempre y desde niños aprendieron que Ellos son la verdadera razón de su fe y creencia ……

Fotos: Mariano López Montes.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.