Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Pascua
  • viernes, 29 de mayo de 2020
  • faltan 303 días para el Domingo de Ramos

No tiréis nunca nada. La importancia de La Documentación Cofrade. Rafael López-Campos Bodineau


Recuerdo, a finales de los años setenta o comienzos de los años ochenta, con tan solo diez o doce años de edad, haber ido con mi padre a la Feria del Libro Antiguo, que en aquel entonces tenía lugar en la Plaza de San Francisco. Allí, entre los múltiples anaqueles de libros que tenían los distintos expositores, señalé un ejemplar de la antigua revista de primavera ‘Exaltación’, y le dije a mi padre: ‘Papá, ¿me la compras?’. La verdad es que no sé por qué razón le pedí aquel hermoso ejemplar que aún conservo como uno de los más queridos de mi actual colección -¡qué se le inspiraría a un chaval de diez o doce años para querer aquel documento antiguo y usado!-, pero lo que sí recuerdo es, ya en casa, abrirlo, pasar sus páginas, inspirar el aroma de su papel antiguo y, sobre todo, reflexionar acerca del paso del tiempo que ya en aquel entonces habían experimentado las hermandades y cofradías de las que aquella revista daba cuenta: alguna canastilla desaparecida, imágenes titulares de hermandades sustituidas, exornos florales tan diferentes, etc.; y también de las personas, los cofrades, que en aquel entonces protagonizaban la actualidad de nuestras hermandades: Luis Ortiz Muñoz, José Luis de la Rosa, Luis Piazza de la Paz, etc. 

Desde entonces, el coleccionismo de libros y documentos cofrades se convirtió en mi pasión. La mayor parte de los boletines de hermandades que conservo aún tienen adheridas la dirección postal de algún amigo del cole, pues yo les decía: ¡No tiréis nada, por favor, que ese boletín es parte nuestra historia cofrade! Y al día siguiente me lo traían, y así una y otra vez. Y hoy en día los conservo como verdaderas joyas: primeros números de aquellas colecciones de boletines y hojas informativas que las hermandades pusieron en marcha hace ya cuarenta o cincuenta años. 

 

¿Y los carteles de culto? ¿Hay algo más hermoso que nuestros carteles de culto? Siempre he tenido una sensibilidad especial para los carteles, en general, pero muy particularmente para los carteles de culto. Para mí son, con diferencia, la joya de la corona del coleccionismo. ¡Cuánta información relativa a la historia de nuestras hermandades nos desvelan! Información religiosa, patrimonial, antropológica, información sobre nuestros predicadores, sobre las intenciones de cada hermandad, etc., información que no siempre está en los libros y sin la cual, en definitiva, no podríamos entender una parte de la realidad actual de nuestras hermandades. ¡Y qué hermosos diseños tienen! Pese a encontrarnos en la era de las comunicaciones electrónicas, ¡ojalá nuestras hermandades no dejen nunca de imprimir esos maravillosos carteles de culto con cuya mera presencia en las puertas de las iglesias ya propagamos nuestra fe! Recuerdo también, por aquella época infantil mía, entrar en las sacristías y preguntar: ‘Perdone, ¿les ha sobrado por favor algún cartel de culto del último quinario?’ Aún veo la cara de asombro que ponían los sacristanes, y la que siguen poniendo aún hoy en día, pues aún hoy en día paso a pedirlos. Y es que sí, para qué voy a negarlo, me apasionan los carteles de culto, los colecciono y no tengo palabras para expresar el viaje en el tiempo que experimento cada vez que los miro y pagino; y no digamos si se trata de alguno de los antiguos que he logrado adquirir en mercadillos o a través de los anticuarios – los mal llamados anticuarios, pues para mí, más que anticuarios, son verdaderos especialistas en gestión documental. ¡Sin ellos, sin su labor callada y desapercibida, no habría sido posible preservar gran parte de nuestro patrimonio documental cofrade! 

En definitiva, hará dos años me embarqué en la aventura de crear una página web, www.documentacioncofrade.com, a la que poco a poco, con paciencia, voy subiendo todo de forma ordenada y categorizada. La web tiene ocho apartados, de los cuales ya están activos cuatro: Libros, Catálogos de Exposición, Revistas de Primavera y Programas de Mano. Y quedan pendientes: Postales, Carteles, Recuerdos de Cultos y Audiovisual. Mi objetivo con esta web es poner a disposición de los cofrades un inventario de todo aquello que he logrado coleccionar mediante la habilitación de datos editoriales, fichas descriptivas, etc., todo ello con la posibilidad de hacer filtrados, generar listas, etc. Pido disculpas por posibles mejoras que necesite la página -que las necesita-, pues se trata de un proyecto a medio camino en el que trabajo con pasión cada rato libre que tengo.

En fin, para finalizar estas modestas líneas, y a quienes estén tentados de hacer alguna vez limpieza general, no olvidéis aquello que yo les decía a mis amigos del colegio: ¡no tiréis nada! ¡Guardadlo todo! Pues en el contenido de esa documentación, esa documentación a la que a veces no prestamos atención la cual tenemos arrumbada en algún altillo o trastero, se encuentra dormida, deseando que todos y cada uno de nosotros la despertemos en algún momento futuro, nuestra historia cofrade, una historia cofrade sin la cual no sería posible comprender la Semana Santa de Sevilla del siglo XXI que tanto amamos.

 

Rafael López-Campos Bodineau
Cofrade










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.