Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • lunes, 03 de octubre de 2022
  • faltan 181 días para el Domingo de Ramos

Metro de Sevilla prueba un nuevo sistema de protección en los vehículos


Sevilla Información. El Metro de Sevilla inicia una nueva fase de pruebas con la incorporación del Sistema de Protección Automática de Trenes (ATP) en la conducción de los vehículos. Este sistema de señalización garantiza el mantenimiento de la seguridad de distancia entre dos unidades, regula la señalización y controla la velocidad máxima establecida para cada tramo, añadiendo un plus de seguridad al tráfico de los trenes.

Este nuevo elemento se encuentra en pruebas en una unidad en el tramo Viaducto de Guadaíra – Estación de Nervión de 4,2 kilómetros de longitud, lo que incluye el paso de la unidad por seis estaciones.

El ATP es un sistema de control que proporciona seguridad y regularidad en la circulación de los metros y tranvías, que desarrolla tres cometidos básicos; garantiza de forma automática la distancia de seguridad entre convoyes, regula el sistema de señalización y establece la velocidad máxima en la circulación de las unidades móviles, en función del perfil de la vía y de las características del tramo, ya sea urbano o interurbano.

Este dispositivo supervisa continuamente la velocidad gracias a las balizas y los demás elementos de señalización, avisando al conductor cuando se debe frenar para ajustarse a la velocidad establecida, o en el caso de que esto no sea posible, aplicar automáticamente los frenos para moderar la velocidad de forma gradual sin que tenga que intervenir el conductor.

Las pruebas de circulación en el tramo subterráneo se iniciaron el 19 de agosto, desde la Estación de Cocheras hasta la Estación de Gran Plaza. Una vez concluido el montaje del sistema de puertas de andén en la Estación de Nervión, hace unas semanas, los trenes ya circulan hasta la mencionada estación.

Para el desarrollo de estas pruebas, Metro de Sevilla ha a dado de alta los enclavamientos de señalización (balizas colocadas en las vías) situados en el referido tramo. Estos ensayos son asistido y supervisado desde el Puesto de Control Central (PCC), gracias a los sistemas de comunicación entre el tren y esta unidad  (PCC), desde la que se dirige la explotación del metro.

Los objetivos de estas pruebas, previas al funcionamiento comercial del metro, consisten, fundamentalmente,  la verificación de la correcta circulación de los trenes por las vías (rodadura), así como del funcionamiento de las unidades del material móvil, y la comprobación también de los sistemas e instalaciones. En breve, se ampliará el trazado de estas pruebas de circulación a otros tramos de la Línea 1.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.