Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 18 de agosto de 2022
  • faltan 227 días para el Domingo de Ramos

Opinión. Llámame 'sacapasos'. Miguel Ángel Osuna.


Me pueden llamar 'sacapasos'. Pero ¡ojo! 'sacapasos' de los años noventa, que fueron los años en dónde de verdad se miraba al costalero y sin pensar en su contribución económica.

En aquellos años se formaban grupos en las cuadrillas y se iba a veces de un paso a otro simplemente por compromiso, amistad y confianza hacia un capataz en concreto, llámese Pepe Luque, Fal Conde, Manolo Torres etc... En aquella época las hermandades humildes acogían a los costaleros como personas que hacían un favor y había tanta unión que  se hacían hasta rifas para pagar bandas, uniformes, comidas, etc... Por eso me sorprende mucho, que al día de hoy haya hermanos mayores que han pasado por eso y encima ahora ven un ingreso en los mal llamados 'sacapasos'.

Imaginénse que en algunas hermandades de la Madrugada no quisieran ser hermanos los costaleros y músicos ¿Qué ingresos perdería la hermandad? ¿Cuánto les costarían  llevar los pasos a la Catedral? Todo esto se ve acompañado, en mi modesta opinión, por personas que no les importa estar en las listas de aspirantes al mundo del martillo y que ya no sólo no piden, sino que encima se ofrecen para coger sitio en los pasos sin importarles incluso perder amistades.

Algún día pasará con los costaleros igual que con los capataces. Estarán casi obligados a asistir a los cultos de su hermandad para que no les quiten el sillón otros que encima de ser allegados a la junta  que  gobiernan en ese momento, les regala las flores a la Virgen o las velas del quinario, por citar dos posibles ejemplos. 

Sin más, comento abiertamente mi opinión, gracias a la oportunidad que me dan mis compañeros de Arte Sacro. Y ahora que cada uno la interprete como quiera. Yo ya me encuentro en la fase  final de esta carrera que escogí hace 25 años y que desde el primer día me ha costado dinero de alguna o de otra manera, aunque no me arrepentiré  nunca de haberla elegido.

Foto: Arte Sacro.

Nota: Arte Sacro no se hace responsable de la opinión vertida por sus colaboradores.   










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.