Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Cuaresma
  • domingo, 3 de marzo de 2024
  • faltan 21 días para el Domingo de Ramos

Scarlata cofrade. Antonio Sánchez Carrasco


Debía de ser que el cerebro tiene su propio idioma que cuando leí en redes insociables el enésimo cambio de banda y el cruce de comunicados, se me vino a la cabeza aquella imagen icónica de Scarlett O'Hara a contraluz bajo el árbol y aquel cielo lleno de nubes en el que la heroína decía algo así como "a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre" y es que todo se magnifica o se maltrata según lo veas.

Siempre han existido cambios de bandas, de capataces, de camareras..., y nunca han tenido esos cambios tanta repercusión como ahora.

Ahora la Semana Santa se ha cruzado con la notoriedad de la actualidad y en X por ejemplo se cruzan equiseros ( antiguos tuiteros ) que manejando lo oído en alguna parte ( bar casi seguro ) o por confidencias de amistades terminan iniciando un jaleo, que de todas maneras se iba a liar, y que termina con comunicados a diestro y siniestro de bandas y hermandades o al revés.

Además de todas las noticias que surgen alrededor tienen ese halo protagónico que quizás en un simple aditamento ornamental como es una banda cobra más protagonismo que la propia imagen a la que acompaña. Para colmo alguno de esos cambios ha sido para incorporar bandas de localizaciones fuera de nuestra provincia con lo que el amor propio de los miarmers se ha resentido.

Debe ser la edad que te da otra perspectiva y además de decir "antes todo esto era campo" te permite decir que cuando se disolvió la banda de Patón parecía que el mundo de las cofradías iba a dejar de existir y se crearon bandas nuevas y el Maestro Patón no volvió a sonar, y no pasó nada. Debe de ser que vi como se disolvía la banda del Baratillo o la de la Virgen de los Dolores de mi Cerro del Águila, donde yo tocaba la corneta y como un año la banda del palio se fue antes de acabar la procesión de septiembre y las últimas dos calles la tocamos los niños de la Virgen, y tampoco pasó nada. O como bandas bajaron su nivel perdieron contratos y después con el tiempo recuperaron otros y tampoco pasó nada..., debe ser eso, la edad. Tampoco quiero que se transmita el mantra del rancio de San Onofre, lo de los pasitos, y demás. Aunque Cristo y su Madre son lo más importante, bandas, costaleros, capataces, vestidores..., le dan belleza a la Fe en la calle y también tienen su mijita de importancia. Por eso transmitir tranquilidad y seguro que bandas que han perdido contratos, seguirán trabajando y con el tiempo recordarán contratos perdidos con una sonrisa y tendrán lugares en los que demostrar cómo suena la Fe. Y a Dios pongo por testigo que no volveré a hablar de esto, al menos hasta el próximo cambio de banda. HWG que diría mi @jartible de mi alma.

#LosLunesAlSol










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.