Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • lunes, 23 de octubre de 2017
  • faltan 153 días para el Domingo de Ramos

Recuerden. Termina, en el Ayuntamiento, la Exposición del Cristo de la Púrpura de las Cigarreras


Daniel García Acevedo. El salón del apeadero del Ayuntamiento de Sevilla acoge, hasta el próximo día 7 de diciembre, una exposición que no deben dejar de ver. Se trata de la nueva obra del escultor José Antonio Navarro Arteaga para la hermandad de las Cigarreras, el Cristo de la Púrpura.

Esta advocación perdida a lo largo de la historia de la cofradía del Jueves Santo, ahora se vuelve presente gracias a las manos de Navarro Arteaga y al empeño de varios hermanos de la hermandad de los Remedios.

El acto inaugural de la exposición tuvo lugar el viernes, 2 de diciembre, y en la misma intervinieron el hermano mayor de las Cigarreras, Claudio Espejo, el escultor José Antonio Navarro Arteaga y el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, estando presente también el delegado del Jueves Santo, José Carretero y varios hermanos mayores que no quisieron perderse esta magnifica obra.

El día 6 de diciembre a las 12 horas en la Plaza de San Francisco junto a la entrada del salón del Apeadero del Ayuntamiento de Sevilla, acceso a la exposición “Cristo de la Púrpura. Recuperación de una advocación perdida”, tendrá lugar un concierto de la banda de cornetas y tambores Sagrada Columna y Azotes de la hermandad de las Cigarreras.

El horario de apertura al público será: 

Sábado 3 a martes 6, de 10 a 14 y de 17 a 20.30 horas.

Miércoles 7, de 10 a 14 y de 17 a 19 horas.

La Exposición

Bajo el título de Cristo de la Púrpura. Recuperación de una advocación perdida, se presenta en esta exposición la nueva escultura realizada por José Antonio Navarro Arteaga para la Hermandad de la Sagrada Columna y Azotes (Las Cigarreras).

La muestra se divide en dos zonas en la Casa Consistorial de Sevilla. En el Apeadero, mediante paneles explicativos, se ofrecen los antecedentes históricos de la advocación en la hermandad y las fuentes que dieron lugar a la iconografía de Cristo recogiendo sus vestiduras tras la flagelación. Los aspectos tratados en esta parte son:

El Cristo de la Púrpura (c. 1650-1904). Documentando su presencia en la hermandad hasta su desaparición.

El paso y las túnicas del Cristo de la Púrpura. Que se complementa con los cuatro ángeles conservados procedentes de su antiguo paso, realizados por Pedro Roldán en 1666.

Origen de un modelo iconográfico. Tratando las fuentes literarias e iconográficas, planteando también una hipótesis vinculando el desaparecido Cristo de la Púrpura de la hermandad a la representación de Murillo, realizada probablemente en la década de 1660.

El Cristo de la Púrpura (José Antonio Navarro Arteaga, 2016). Presentación de la nueva escultura.

El último de los paneles sirve de transición a la Sala Capitular Baja, donde se expone exclusivamente en su centro la nueva imagen para favorecer la contemplación de la misma y de sus valores plásticos y devocionales.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo. 








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.