Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • lunes, 11 de noviembre de 2019
  • faltan 146 días para el Domingo de Ramos

La esperanza de vida al nacer en Andalucía es de 76 años para los hombres y 82,2 para las mujeres


Sevilla Información. La estructura de población muestra que la andaluza es más joven que la española, tanto por la mayor proporción de jóvenes de menos de 30 años como por el menor porcentaje de mayores de 65. Mientras el primer grupo representan el 37,6% de la población en Andalucía y el 34% en España, el peso de los andaluces mayores de 65 años es de 14,7% y el del conjunto de los españoles de 16,7%.

Las distintas hipótesis sobre la evolución de la población que ha formulado el Instituto de Estadística de Andalucía, que depende de la Consejería de Economía y Hacienda, coinciden en que se mantendrá el envejecimiento de la población que se ha iniciado en las últimas décadas.

Es a principios de los ochenta cuando se acelera esta dinámica demográfica que lleva al envejecimiento de la población. Esto se traduce en un mayor peso de las personas mayores y una reducción del de los jóvenes. El índice de envejecimiento, que es el porcentaje de población de 65 y más años sobre la población de 0 a 14, así lo atestigua. Éste ha crecido tanto en los últimos años que ha llegado a alcanzar niveles muy próximos al 1, lo que significa que la proporción mayor de 65 años en Andalucía (14,7% a 1 de enero de 2007) se acerca mucho a la proporción de población menor de 15 años (16,1%).

Dinámica europea

Esta es una situación común a todos los países y las regiones de la Unión Europea, y aunque en Andalucía se dio un poco más tarde, es bien cierto que finalmente se ha producido con la misma intensidad y las mismas incidencias que en el resto de su entorno geográfico.

El número de personas con más de 65 años en Andalucía es, hoy en día, cercano a 1.200.000. En 1996 se situaba en torno a los 950.000 individuos. Es decir, en los diez últimos años el grupo de mayores de 65 se ha incrementado en más de 200.000 sujetos. La población menor de 15 años, por su parte, ha perdido un efectivo superior a 100.000 personas. El crecimiento de la población total andaluza en el período 1996-2007 ha sido de 800.000 personas. Analizando el crecimiento por edades, observamos que el incremento del grupo de los mayores representa casi el 30% del aumento total.

En 1950 la esperanza de vida al nacer era de 56,86 años para los hombres y de 62,67 para las mujeres, mientras que la esperanza de vida a los 65 era de 11,27años para ellos y de 13,92 para ellas. En 2005 la esperanza de vida al nacer alcanzó los 76 años para los varones y los 82,2 para las mujeres. La esperanza de vida a los 65, por su parte, llegó a ser de 16,2 y de 19,8 años, respectivamente.

Las mujeres andaluzas viven más años que los hombres, aunque esta diferencia viene acortándose en los últimos años. La esperanza de vida de las mujeres y los hombres a finales del siglo pasado presentaba una diferencia de 7 años. Esta disimilitud se ha acortado un poco, y en 2005 se situaba en 6,3 años.

La situación que se vive en las últimas décadas, inevitablemente, repercute en los índices de envejecimiento de las sociedades modernas. Esto es así sobre todo si se tiene en cuenta que los índices de fecundidad han bajado de forma notable, situación que no parece que vaya a variar a corto o medio plazo. Nacen, por tanto, menos niños y los mayores viven más.

Aunque se produzca una recuperación de los niveles de fecundidad y el número de personas de fuera de Andalucía que fijen su residencia en nuestra comunidad autónoma sea importante, el aumento del peso de la población mayor es inevitable. Una realidad que va a incidir en los servicios de atención a la salud, el mercado laboral, y los sistemas de previsión, entre otros.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.