Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • miércoles, 18 de septiembre de 2019
  • faltan 200 días para el Domingo de Ramos

José María Vázquez Soto, presidente de la agrupación parroquial Pasión y Muerte y párroco del Buen Aire: "¿Porqué todas las hermandades tienen que ir a la Catedral de Sevilla? Eso es una cosa que nos hemos planteado"


 Francisco Santiago y Hnos. García Acevedo. José María Vázquez Soto  lleva ordenado de sacerdote 53 años y 32 en la parroquia del Buen Aire, habiendo sido párroco de multitud de parroquias de las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla. Creó la parroquia de la Oliva de Dos Hermanas y ha estado de párroco en Villamanrique. Entre sus muchos libros publicados, en uno dedicado al Rocío, decía que la Virgen del Rocío es de Villamanrique (cosa que no es muy descabellada ya que el hombre que la encontró lo hizo allí, según la tradición), pero claro, esto no sentó muy bien a los almonteños (dejémoslo ahí).

Antonio Burgos ha dicho de él que es el que mejor habla el andaluz y entre sus publicaciones, destacan las relacionadas con el Sahara y los problemas de sus habitantes, Los ex-votos de Andalucía: milagros y promesas en la religiosidad popular, Anales Eclesiásticos i Seglares de la M.N. i M.L. Ciudad de Sevilla, Historia de Aznalcázar o el realizado sobre la historia del Palacio de San Telmo. No es hermano de ninguna cofradía y su única relación con las mismas es que salió un año de nazareno en Algar (Cádiz), pueblo natal de Leonardo Castillo.

¿Nos puede comentar las gestiones que se están realizando en Palacio para que la agrupación parroquial de Pasión y Muerte sea hermandad?

 Eso quien lo domina a la perfección es Antonio (el vice-presidente), yo solo soy el mentor de esta idea. La cosa es muy sencilla, esta basada en que yo he echado de menos que todos los problemas de la hermandades no se hayan también visto desde la óptica de la parroquia, puesto que las hermandades, casi todas, están dentro de templos parroquiales, tenía que existir más vinculación sincera y de verdad, no protocolaria, que es la que existe.

Y casi todas son así, cuando tienen en una parroquia una hermandad, o varias, tiene que estar vinculada con la feligresía, la mayoría de los hermanos tienen que ser feligreses de la parroquia. Pero vinculados en el sentido de que sientan todas las directrices pastorales que se están dando, que las da la iglesia a través del obispo y de la teología pastoral. Que sean asumidas con interés, no por obligación ni porque lo mande el obispo.

Aquí se está haciendo todo a base de báculo, pero no, tenía que ser de una forma más espontánea y más atrayente para que se vinculase a esos hermanos feligreses en la cofradía, que sean feligreses y sean cofrades. El binomio cofradía-hermandad no tenía que existir, sino que tenían que estar juntos, por la sencilla razón de que todos van al mismo fin y tienen los mismos ideales.

Cuando se celebró el congreso de hermandades y cofradías este punto, pensaba yo, que se iba a tocar, y se ha tocado, pero no en la directriz que estamos hablando ahora. Se ha dejado un poco en consejos generales que dependen de la buena voluntad de los que quieran cumplir esas normas que da la iglesia.

Porque todavía no hay mucho interés en aceptar esas normas que ha dado la iglesia por medio de la diócesis. Pero, esto es real por que a veces cuando surge, no un litigio, sino un litis, que es una mala interpretación a cuenta de un pequeño mal entendido, que si hermanas nazarenas, que si costaleras, etc, se nota que hay tendencias, que hay formas. Es decir, que no se ha asimilado la doctrina que quiso la iglesia derramar en ese congreso de hermandades y cofradías.

 Y con esta agrupación parroquial, ¿ha visto ese avance como para solicitar a Palacio que la aprueben como hermandad?

En primer lugar los seglares que me apoyan y con los que estoy aquí trabajando, están convencidos ellos y yo. Lo segundo es que la idea la estamos sembrando y está cayendo en buena tierra. Y tercero que queremos renovar, no solamente esta idea de esta confraternización o de esta unión entre hermandad y parroquia, sino que a la vista está que hasta aquí, las personas que están haciéndose hermanos de la cofradía, están comulgando con estos principios y los apoyan.

No queremos seguir tampoco, por los caminos trillados que son inoperantes, que llevan el peso inerte de la tradición. Las tradiciones, algunas son buenas, pero la mayoría no lo son.

Son cosas que se han motivado por una anécdota se ha hecho una tradición y no queremos pasar por ahí. Por ejemplo, ¿porqué todas las hermandades tienen que ir a la Catedral de Sevilla? Eso es una cosa que nos hemos planteado.

Supongamos que, con este sistema que digo yo, en cada parroquia una hermandad, habría muchas más hermandades en Sevilla sin necesidad de que se colapsara nada. Y toda la Semana Santa y toda la semana anterior y si quieres, la de la Resurrección, que también se daría culto a la Resurrección de Cristo, que está en el misterio de la cofradía y que está también en el título de nuestra hermandad, que asume todo, Muerte, Pasión y Resurrección.

Cabría todo. Porque en la liturgia existe una semana de Resurrección. ¿Cómo celebra Sevilla esa semana de Resurrección en la iglesia?. De ninguna forma. Hay algunas cosas anecdóticas en algunos pueblos, por ejemplo en Hinojos, pero una celebración poco litúrgica, de comerse hornazos y de tirar cohetes,...

Entonces, ¿ustedes irían a Santa Ana?

A Santa Ana ó al templo más cualificado, aunque este es el más antiguo que se encuentra en la zona. Por supuesto a los Remedios no por dos razones. Una porque no tiene motivación, eso es una cosa moderna, nueva, grande (no grandiosa que no es igual), que está ahí puesta en medio de un barrio populoso, que no sabemos tampoco como va a conectar con el pueblo.

Porque, por regla general, las parroquias son como familias, ya lo dijo el concilio en la reunión de los fieles, también lo llamó Juan Pablo II la Iglesia doméstica, tiene que nacer en el corazón de la parroquia. Y esa monumentalidad, es una forma de decir, esta parroquia tiene tantos bautizos y tantas misas, pero eso no quiere decir que sea una comunidad viva en el sentido pastoral. Nuestra parroquia está metida en una comunidad de vecinos, en un bloque, que es lo que existe hoy en nuestra ciudad.

¿Cómo ha visto usted a Manuel Soria de receptivo?

Manuel Soria esta idea que yo estoy diciendo ni las calibra ni las ha oído nunca, esto os lo estoy diciendo a ustedes en primicia. Como piensa el corazón, habla la boca, pues así es como os estoy yo hablando ahora mismo. Pero a Manuel Soria esto no se lo he planteado yo nunca.

 Me refiero a lo de la aprobación como hermandad

Sí, le he dicho que no se preocupe, que no le vamos a dar ruido al Consejo de Cofradías. Le vamos a dar patrones para que pueda resolver sus problemas, sus litigios, pero que no nos enfadamos. Por una razón, la finalidad de una hermandad es celebrar la Pasión Muerte y la Resurrección de Cristo a través de la iconografía local, de sus imágenes a las que se veneran durante todo el año y a las que se le da culto bajo una advocación y bajo una forma corporativa de personas, que se mueven alrededor de una iglesia.

Y ese objetivo lo cumplen muchas cofradías, pero ya la cosa se quiebra cuando vemos que a la hora de sentirse cofrade se está pensando en muchas más cosas que se han ido añadiendo.

Como te decía antes, de cualquier nimiedad se dice que es tradición. Por ejemplo en Cantillana, nos vamos a salir de Sevilla, el quitarle o ponerle el sombrero a la Pastora, eso ni tiene valor litúrgico ninguno de veneración a la Virgen.

Y estas cositas del Rocío, que ahí hay más, también. O ese fervor cuando los devotos llevan a la Virgen del Rocío para arriba y para abajo, uno la ráfaga, otro la corona, otro un pañuelo para quitarle el sudor y el polvo del camino...

 Las cosas que hagamos, se van a aceptar porque son lógicas. Si es la veneración de la fe a través de nuestra imágenes, que son las intermediarias, y es veneración no adoración, nosotros estamos en lo cierto y estamos de acuerdo con la iglesia.

A veces se esfuerza mucho la teología para que coincida con las posturas religiosas populares. La fe religiosa va por un lado y la fe que enseña la iglesia desde el punto de vista teológico, va por otro. Sabemos que la iglesia puede tener al pueblo en sus manos a través de la cofradía.

Desde luego el que el Cristo pueda salir desde dentro del Templo parece obra de un milagro

Yo le dije a los muchachos tenemos que pedirle al Espiritu Santo que nos ilumine y que haga un milagro. Y ha mucha gente se lo decíamos “vente el Viernes de Dolores” y veras como sale el paso desde aquí.

Y, además, este día tiene un aliciente añadido, ya que estamos hablando de tradiciones, porque la emoción es ver como el Cristo se va levantando. Cuando ya está totalmente levantado la gente aplaude y es comparable a cuando a Cristo lo jaleaban. En el Evangelio le preguntan a Cristo los fariseos si no le importaba que sus discípulos le aclamaran como Rey Bendito, el que viene en el nombre del Señor, hosanna en el cielo. Y Él respondió “en verdad os digo que si estos se callaran, hablarían las piedras”. Y continuó diciendo “cuando yo sea exaltado, atraeré a todos hacia a mi”. Y eso es lo que ocurre aquí, ya que exaltar es levantar.

Noticias relacionadas:

28/08/2007- Pasión y Muerte más cerca de ser Hermandad de penitencia

02/09/2007- Los primeros vestigios del paso de palio de Pasión y Muerte se verán en septiembre (Fotos del nuevo paso del Cristo)

Fotos: Francisco Santiago.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.