Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • domingo, 22 de julio de 2018
  • faltan 266 días para el Domingo de Ramos

Corpus Christi jubiloso en Sevilla


 Francisco Santiago. La jornada de uno de los tres jueves más esperados de Sevilla, el del Corpus Christi, se iniciaba a las 06:30 horas, cuando desde el templo de Los Terceros partía el Señor de la Sagrada Cena hacia el altar del Palacio Arzobispal.

Ya por el recorrido la gente se iba sumando al cortejo, hasta que su paso por calle Francos era un tumulto de fieles que se mezclaban con los cánticos de la Escolanía Salesiana María Auxiliadora, los participantes en el cortejo procesional del Corpus y sonidos de metales.

A su paso por Argote de Molina, pudimos contemplar el Altar ganador del primer premio, espectacular y realizado por la Hermandad de la Sed.

Con anterioridad también pasó por el escaparate ganador, realizado por la Hermandad de La Salud de San Isidoro y por el balcón ganador, en este caso el de Casa Rodríguez, ambos en la calle Francos.

 

La Catedral acogía la Misa preparatoria de la procesión, mientras el cortejo partía por la Avenida de la Constitución encabezado por los niños carráncanos y que llegó, como es habitual, a ocupar todo el recorrido, pues cuando aún pasaban hermandades por la Avenida, ya algunos estandartes cruzaban el cortejo de recogida.

El público iba creciendo conforme avanzaba la mañana, notándose un incremento respecto al año pasado. El río de participantes parecía no tener fin, sobre todo cuando el calor arreciaba, gracias a Dios con menor intensidad que en anteriores ocasiones.

Entre las novedades más destacadas del cortejo procesional estaban la nueva bandera de la Hermandad de la Virgen de la Sierra, la insignia Basilical de la Hermandad del Cachorro, cuarta de este tipo que figura en el Corpus y el Guión Sacramental de la parroquia de Las Flores y San Eugenio, estrenado en su 50 aniversario.

Igualmente, un momento destacado fue el paso de la Hermandad de la Hiniesta por la Plaza de San Francisco, con los monumentos efímeros dedicados a los 600 años de Gloria de dicha corporación. igualmente llamativo el gran numero de participantes que llevaban el lazo amarillo para la restauración de la iglesia de Santa Catalina.

Un día mágico para la ciudad, donde todos los estamentos, siendo los más numerosos el Ayuntamiento y el ejército, comprobaron una vez más el por qué en nuestra ciudad hay días concretos que relucen más que el sol... y este fue uno de ellos.

La Banda Municipal junto a componentes de las principales bandas cofradieras hispalenses y la de Música del Cuartel General Terrestre, con himnos eucarísticos, marcaron el ritmo de una jornada espectacular e intensa.

 

 

 Fotos: Francisco Santiago










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.