Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • domingo, 14 de agosto de 2022
  • faltan 231 días para el Domingo de Ramos

Provincia. La Pasión de Jesús según San Ignacio del Viar en Alcalá del Río. 2ª parte


 Y llega Jesucristo al Calvario, al final de la Ronda de las Escuelas, en la zona que le llaman el parque, un sitio que tendría que llamarse a partir de ahora, “Calvario”, los soldados romanos se disputan la túnica de Jesucristo jugando a los dados, Jesucristo es despojado de sus vestiduras, y a continuación es clavado en la cruz. No olvidemos que la Pasión de Cristo la hacemos los cristianos según el Vía Crucis (Camino de la Cruz), un ejercicio piadoso que rezamos al igual que el Santo Rosario.

Y está Cristo en la Cruz, dice sus últimas palabras, me quiero quedar con aquella que dice “Tengo Sed”, sed de tu amor, sed de tu entrega, sed de tu compromiso, sed de que seas mejor cristiano, sed de que tengas una vida de sacramentos, según nos dice nuestra madre la Iglesia.

El soldado le hinca la lanza en el costado de Cristo, que al mismo tiempo salió agua y sangre, nos dejó los sacramentos del Bautismo y la Eucaristía, y dice el centurión romano “verdaderamente este es el hijo de Dios”.

Jesucristo es bajado de la cruz, Nicodemo con José de Arimatea le piden permiso a la Virgen María, “Señora, con su permiso vamos a comenzar”. Nicodemo en la vida real es Antonio, trabajador del campo con el mismo jefe que José Mª Fernández, que hace de Jesucristo, el ha tenido más suerte no lo han despedido, será porque es del consejo de los sanedritas, y que sabía que Jesucristo era justo y lo defendió. También es marido de Pura, una de las lloronas. Y tío de Carlos, José de Arimatea, es estudiante. Cuando es bajado se lo entregan en brazos de su madre, y le dan los clavos y la corona de espinas signos de la Pasión del Señor.

Y el Señor es trasladado al sepulcro, con la melodía de música de capilla venidos también de Burguillos. Y en presencia de todo el pueblo, y de mucha gente venida de fuera para ver el evento, que me atrevería a decir que ha doblado el número de habitantes que actualmente tiene el pueblo.

En definitiva, un rotundo éxito después de tres meses de ensayos y lo más importante que ha habido unidad entre todo el mundo, no se ha entendido ni de colores políticos, ni de clases sociales…, como nos dice Jesucristo en la Biblia “que todos sean uno para que el mundo crea”. Y yo creo que se consiguió.

Dar las gracias a todo el mundo que con su esfuerzo ha participado, en especial a los actores, pero sobre todo a la dirección del mismo que sin ellas nunca hubiera sido posible este acto, como son :”Las Misioneras de la Doctrina Rural”, fundadas por el Padre Jesuita Tiburcio Arnaíz, que esperemos pronto verlo en los altares.

Esperemos y así es mi deseo, que esta escenificación de la Pasión de Cristo se pueda hacer posible cada año, en nuestro municipio como preparación para vivir mejor la Semana Santa.

Fotos: Antonio Rendón Dominguez.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.